Dos policías salvaron a una pareja de jubilados de Villa María de sufrir una estafa telefónica. Los uniformados escucharon al hombre y a la mujer, de 65 y 67 años, respectivamente, hablar con los delincuentes cuando estaban frente al cajero y lograron intervenir a tiempo.

Según informó Villa María Vivo, el presunto delincuente se hacía pasar por el Gobierno Nacional y ofrecía un supuesto bono de 24 mil pesos. Para obtenerlo, les dijo que debían acercarse al cajero para realizar algunas operaciones.

Allí fue cuando los agentes de la patrulla de Ticino advirtieron que los adultos mayores estaban realizando transacciones en el cajero mientras hablaban por teléfono. Pese a que no habían llegado a transferir ninguna suma de dinero, se procedió al blanqueo de las tarjetas para bloquear movimientos maliciosos ya que las víctimas ya habían brindado datos personales y claves.