Luego de incansables reclamos, los vecinos de Villa Retiro tendrán solución para esta problemática, en un corto plazo. Según explicaron, Aguas Cordobesas venderá el recurso a la Cooperativa del lugar para evitar que continúen abasteciéndose de agua de pozo.

//Mirá también: Villa Retiro: vecinos piden por el servicio de agua potable

Si bien el barrio contaba con agua potable, el servicio no era regular. “El agua está, pero la largan a las 2 de la mañana con suerte, en ese horario hay que cocinar, bañarse, todo, y los fines de semana no hay agua”, explicaba Gabriela, una vecina del lugar.

Tras casi medio año de reclamos, la Municipalidad de Córdoba informó que se comenzaron las obras para que Aguas Cordobesas venda el líquido a esa entidad. La cooperativa de Villa Retiro es una de las cuatro entidades que quedaron en la Capital suministrando agua de pozo. Las otras son la de Ayacucho, Villa Rivera Indarte y Parque San Vicente.

“El agua es de mala calidad, muy dura, rompe todo, calefones, termotanques, no nos dan solución”, se quejó una de las vecinas que estuvo en la protesta de este jueves frente a la sede de la cooperativa, que da servicio a 1.500 usuarios.

Desde el municipio, Daniel Herrera, a cargo de la Dirección General Unidad Ejecutora de Agua Potable, explicó que la cooperativa de Villa Retiro tuvo problemas en una bomba de profundidad y perdió la mitad del caudal.

//Mirá también: Puente Rancagua: el padecimientos de los vecinos por el intenso tránsito diario

“Acudieron al Ersep, el ente intervino, pidió colaboración a la Municipalidad para que Aguas Cordobesas le venda agua en bloque. Aguas accedió, aprobó un proyecto para ejecutar una cámara para el medidor. Se va a vender 256 m3 por día, es lo que se pidió y Aguas autorizó”, detalló el funcionario.