Un cordobés de 23 años logró salvar la vida de su mamá gracias a un llamado al 911. La mujer de 63 años no respiraba con normalidad luego de ahogarse con un alimento. Ante la situación, el joven llamó a la línea de emergencias, recibió indicaciones y pudo desahogarla.

Ocurrió a las 21, en una vivienda ubicada en calle Rufino Varela Ortiz al 2700, de barrio Matienzo. La mujer se ahogó con un alimento y no podía respirar. Por lo que, su hijo llamó al 911 para pedir auxilio.

La sargento Milena Fernández de la Dirección Centro de Comunicaciones y Videovigilancia Ciudadana le indicó al hombre las correspondientes maniobras de Heimlich y lograron desahogarla. Afortunadamente, la mujer no requirió asistencia médica.