Después de nueve meses, el paréntesis que impuso la pandemia con pausas en los bailes y shows, Ulises Bueno retomó los ensayos y con un reclamo: “Muchos de los amigos no contestaban el teléfono, en la ola del éxito estaban todos y muchos desaparecieron, eso te entristece y te bajonea”.

Así lo expresó en una entrevista con con Cuarteteando, en su primer ensayo post pandemia. “Cuando estaba en la cresta de la ola compartíamos mi éxito y veníamos a compartir y disfrutar lo que yo vivía, y cuando lo necesitas no están”, lamentó.

Porque además reconoció: “Estuve pasándola bastante feo, tuve mucha lucha con las adicciones porque la situación de encierro te deprime”.

“Aproveché para saber quienes son los amigos y quienes los enemigos. Los que son buenos y los que son malos y cuántos años uno está perdiéndose la vida, trabajando tan exigente que no ve lo que está pasando en tu entorno”, profundizó el cuartetero.

En la necesidad de contar con “un hombro y un oído” en una etapa difícil de su vida, Ulises insistió: “No pude contar con esas personas que compartimos muchos años de la vida en buenos momentos”.

Pero también pudo rescatar el lado positivo. “Fue una oportunidad para encontrarse con gente nueva, sana, pura, que te quiere para bien, que te ayuda y que está con uno incondicionalmente sin pedir nada a cambio. Encontre´nuevos amigos, verdaderos amigos del corazón, hermanos de la vida que me dieron mucho afecto y me ayudaron a estar nuevamente de pie”. aseguró.