Los pasajeros del transporte interurbano no tienen paz. Recién va poco menos de un mes que retornó el servicio luego de casi nueve meses de ausencia y ya hay un aumento en el precio del boleto y también alerta por medidas de fuerza entre los choferes.

Por un lado, desde este lunes rige un aumento del 22,8 por ciento en el valor del pasaje. La suba había sido solicitada hace más de 12 meses, pero luego no se aplicó debido a la pandemia de coronavirus que tuvo paralizado el servicio.

Y por el otro, desde la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita), aseguraron que podrían llevar adelante medidas de fuerza si no se cumple con el pago de los salarios de sus choferes.

Desde el gremio de transporte indicaron que el viernes de esta semana las empresas deberán abonar 15 mil pesos en la cuenta de los trabajadores y exigieron que hasta el 20 de enero es la fecha estipulada para el cobro de la totalidad de los haberes de diciembre.

El sindicato advirtió en un comunicado oficial que no están dispuestos “a ser parte de una maniobra extorsiva” ni ser “utilizados como instrumento de presión” por los empresarios nucleados en Fetap.