El prolongado diferendo entre Talleres y la Liga Cordobesa sigue sin vías de solución y este viernes, en un comunicado publicado por el club de barrio Jardín, informaron: “La Inspección de Sociedades Jurídicas intimó a la LCF, para que presente la documentación referida a las sanciones impuestas en relación a la suspensión de la afiliación del club y a la eliminación de su equipo de fútbol femenino”.

//Mirá también: Copa Argentina: cambiaría la fecha para la semifinal entre Talleres y Godoy Cruz

“La resolución llega luego de que IPJ hiciera lugar la denuncia del club frente a las irregularidades cometidas por autoridades de la Liga, que nos han llevado a situaciones de violencia, extorsión y arbitrariedad”, agrega el comunicado en un tono fuerte.

//Mirá también: Las rachas que se cortaron para Talleres y Cacique Medina por la derrota ante River

“De este modo la entidad fiscalizadora entiende que corresponde hacer lugar al planteo de Talleres para verificar el procedimiento legal y el respeto a los propios estatutos de la Liga. Esta resolución de Inspección de Personas Jurídicas, se suma a las importantes expresiones de la Justicia de Córdoba en respaldo al club”, aseguran del lado Albiazul.

Andrés Fassi y Emeterio Farías ya no sonríen. Sigue el conflicto entre Talleres y la Liga.

Según lo expresado por la dirigencia de Talleres, “hasta aquí, las autoridades de la Liga no han respondido a los planteos de inequidad y doble imposición; han promovido denuncias penales en contra de autoridades del club, aún en contra de lo que indica su propio estatuto; han expresado innumerables agravios a través de los medios de comunicación; han ubicado en situación de presión al resto de los clubes que integran la Liga de la ciudad y han expuesto su intransigencia en las instancias de negociación propuestas por autoridades provinciales y municipales”.

Asambleas

“Con posterioridad a la denuncia del club, en las últimas semanas, la LCF ha llamado en dos oportunidades a asamblea extraordinaria con la intención de intentar emprolijar las evidentes irregularidades que lleva adelante en este ilegítimo hostigamiento”, apuntan en el comunicado.

“Hace ya siete meses que nuestras familias sufren esta discriminación y la Liga deberá afrontar también este grave daño que está provocando con un conflicto innecesario que daña a todo el fútbol cordobés”, agregan en otro párrafo desde barrio Jardín.

Para finalizar: “Con esta resolución la autoridad de control de las asociaciones civiles acompaña la intención de proteger los derechos de niños, niñas y adolescentes afectados y cuidar la calidad institucional”.