Tiene más de de dos décadas jugando en las canchas de la Liga Cordobesa. Conoce de memoria cada estadio, cada vestuario, ha atajado en todos los arcos de la ciudad y alrededores. Él, con 42 años, no se resigna a que el retiro sea por causa de una pandemia por coronavirus. Porque Sebastián Rodríguez se quiere retirar por su propia decisión y por eso pide un año más.

El veterano arquero estuvo 15 años defendiendo la valla de San Lorenzo de barrio Las Flores pero, a finales de 2019, decidió que este año debía volver a su primer amor: Los Andes. Pero se tuvo que quedar con las ganas debido al parate obligado. “En lo deportivo fue un bajón ya que estabas a dos días de jugar la primera fecha con la ansiedad que eso lleva y se suspendió por la pandemia”, se lamentó Rodríguez en charla con Vía Córdoba.

En lo personal, el cuidapalos aprovechó para estar más tiempo con Emilia, su compañera de vida y con Paz, su hija de 10 años. “Empezás a disfrutar más de la familia por el hecho de no entrenar y estar más tiempo con ellas. En lo laboral al principio fue muy intrigante que es lo que iba a pasar ya que estuvimos dos meses sin poder trabajar, pero de a poco nos vamos normalizando”, contó quien, además de jugar en la Liga, trabaja en su negocio llamado Autocentro Neumáticos ubicado en la Avenida Valparaíso de barrio Jardín.

El arquero jugó 15 años defendiendo el arco de los Turcos de barrio Las FloresSebastián Rodríguez

Así, a pesar del coronavirus, la vida de Seba Rodríguez no para y trata, en lo posible, de mantenerse en movimiento. “Estoy entrenando con un profe a la mañana 3 veces x semana aunque la motivación no es la misma. También empecé a usar la bicicleta y a hacer bici de montaña que de a poco me fue gustando más y más. De repente, me encontré levantándome los domingos a las seis de la mañana para salir a pedalear, jaja”, contó divertido el arquero.

El retiro anda rondando

A los 42 años cumplidos el 15 de noviembre pasado, en la cabeza de Sebastián Rodríguez está la chance de colgar guantes y botines. Pero el regreso a Los Andes luego de 15 temporadas defendiendo el arco de San Lorenzo lo motiva. “Se me cruza dejar pero creo que en cuanto se pueda volver a entrenar seguramente voy a ser el primero en estar, jaja. Por más de 20 años mi rutina era entrenar de lunes a jueves para jugar los sábados y de repente te falta eso así que se extraña muchísimo”.

Rodríguez es un referente de San Lorenzo de barrio Las Flores. Hace un par de temporadas hasta jugó el Regional Amateur a los 40 años. Pero, después de 15 años, volvió a Los Andes. El “Milan” de José Ignacio Díaz que es el club del cual es hincha y volver a vestir esos colores era algo pendiente en su carrera. “Era algo que tenía pendiente volver a Los Andes. También creo que necesitaba un reto nuevo en mi vida ya que era ir a un club el cual era casi todo nuevo para mi ya que hacía 15 años me había ido. Pero la realidad es que encontré un club muy ordenado y con dirigentes con muchas ganas de laburar por el club. Teníamos pelotas nuevas , elementos, una utilería siempre dispuesta a la necesidad de los jugadores, un cuerpo técnico encabezado por Rodrigo Gaitán que trabajaba muy seriamente y jugadores que tirábamos todos para el mismo lado”, analizó.

Y agregó con ironía: “Veremos qué pasa cuando estemos de vuelta y si algún DT recibe a un viejito de 42, jeje”.

Palabra de experiencia

La carrera de Rodríguez trasciende la Liga Cordobesa. Y es un referente para los chicos que recién comienzan a jugar. Sobre la situación de la pandemia y la paralización de actividades como las competencias oficiales, Rodríguez opinó: “La verdad es difícil ya que esto de la pandemia es algo anormal a nuestras vidas. Hoy ver a entrenar a Juniors o Peñarol, por ejemplo, que son clubes de nuestra liga y nosotros verlo de afuera me hace ver el valor que tiene estar dentro de un plantel. Creo que la perseverancia es la clave para llegar, estar y mantenerse durante el tiempo dentro de un plantel donde muchos que están afuera quisieran estar en nuestro lugar”.

Broche de oro

El regreso a Los Andes tiene un sabor extra en lo sentimental y en las expectativas que se hizo Sebastián Rodríguez al dejar a San Lorenzo después de tantos años. Al tener cerca el retiro, quiere hacerlo por la puerta grande que es ascender con el popular club de barrio José Ignacio Díaz. “Sería lo más lindo y realmente el broche a todos estos años de fútbol”.