Tras cinco años de pedidos de extradición y más de cuatro citaciones a indagatoria, el abogado cordobés Néstor Ramos, radicado en Suiza y hombre clave en la estructura que le permitió a Lázaro Báez lavar 33 millones de dólares, fue indagado por el juez Sebastián Casanello. En los próximos días se resolverá su situación procesal en un tramo del caso conocido como la Ruta del Dinero K que se concentra en la estructura financiera radicada en ese país europeo.

//Mirá también: Leandro Báez, tras la condena a su padre Lázaro: “Si hay corrupción tiene que haber una parte de funcionarios”

Ramos realizó un descargo por escrito al que accedió Clarín y es dueño de Helvetic Service Group, la compañía utilizada para comprar la financiera La Rosadita donde los Báez lavaban dinero y que se hizo famosa por el video en el que el hijo del empresario, Martín, contaba 5 millones de dólares y brindaba con whisky.

Néstor Ramos, clave en la trama de Lázaro Báez.Twitter @SantiagoAlzaria

//Mirá también: “Hay que devolver el dinero que se robó”, dijo el fiscal Marijuan sobre la condena a Lázaro Báez

El cordobés está imputado en este expediente vinculado a la Ruta del Dinero K, como partícipe de la estructura que permitió poner en circulación durante los meses de diciembre de 2012 y enero, febrero. marzo y abril de 2013, “bienes de origen ilícito que serían de propiedad de Lázaro Báez, por una suma de USD 32.800.000, que terminarían incorporándose en el patrimonio de Austral Construcciones SA”, sostiene la imputación que le leyeron.

El ex abogado de Báez, Jorge Chueco, fue uno de los que mencionó en la causa a Ramos y Helvetic Service Group: “Es una sociedad suiza inversora de capital. Su director apoderado es Néstor Marcelo Ramos, un cordobés que maneja estas inversiones. Tiene un 33 por ciento y a su vez es director de la compañía. El resto está en poder de extranjeros a los que no conozco”, contestó cuando la Justicia lo indagó. El financista y arrepentido en el caso Leonardo Fariña fue más allá y sostuvo que “Helvetic siempre fue de Lázaro”.

Descargo

Sin responder preguntas, el dueño de HSG presentó un escrito. Todas las operaciones que lo unen con Lázaro Báez, según su descargo fueron “jurídicamente lícitas” y “en el marco de servicios fiduciarios prestados al señor Báez”. Ramos se desligó de cualquier otro tipo de relación con el empresario K. “Me parece importante destacar que mi vínculo con él sólo tuvo lugar en el marco de esta relación profesional limitándose al vínculo contractual y comercial legal, y que hacía al interés de ambas partes”.

Hubo un informe desde Suiza que corroboró 139 operaciones por más de 20 millones de dólares en ese país vinculadas al entorno del empresario K y que mostraban varias de las cuentas bancarias que sus cuatro hijos eran beneficiarios de las mismas.

Lázaro Báez siempre negó que la empresa le perteneciera y sólo admitió haber recibido de la misma 209 millones de pesos para una obra. Pero durante el 2017 la Unidad de Investigación Financiera (UIF), presentó un documento donde la firma vinculada al empresario K habría recibido 25 transacciones por más de nueve millones de dólares en Estados Unidos. Además, el abogado Ramos, cabeza de la sociedad, que figura en operaciones de “La Rosadita” -la financiera que era de Federico Elaskar-, cobró comisiones de una firma española por 900.000 euros.