El hecho fue relatado en FM Sol de Río Tercero por Verónica Monzón quien denunció que su hijo fue “patoteado” por un grupo de nueve jóvenes que practican kickboxing. Según comentó la mujer, el joven resultó con múltiples lesiones en su cuerpo como consecuencia de una brutal golpiza que recibió el último fin de semana en el balneario de Río Tercero.

Monzón precisó que todo ocurrió el domingo a la madrugada, y aseguró que después de golpearlo, lo desnudaron y lo obligaron a regresar en esas condiciones hasta su barrio. Por el hecho, el joven terminó con traumatismo de cráneo, fractura de tabique y otras lesiones en su cuerpo.

Mi hijo llegó golpeado, desfigurado, desvanecido. Casi sin reacción. Pregunté qué había pasado y me dice que lo habían patoteado en el balneario”, manifestó la mamá en la entrevista, y agregó: “Ellos estaban en el balneario con un amigo, la novia de su amigo y mi otro hijo cuando llegaron estos chicos con quienes ya había tenido problemas el fin de semana pasado. Comenzaron a pegarle a mi hijo, un hombre de 35 años y otros ocho más”.

Según la versión de la mujer, “lo tiraron al suelo, le pegaron patadas en la cabeza y en el cuerpo; le sacaron zapatillas, pantalón, calzoncillo y lo dejaron desnudo en el balneario; después lo corrieron hasta la casa en esas condiciones siguiéndolo con el auto”.

La madre del atacado afirmó que el mismo grupo habría agredido el anterior fin de semana a otro joven en barrio Cerino. “Esta misma patota le quebró las piernas a un joven en barrio Cerino. ¿Tan poco valor le asignan a la vida? Cualquier problema que pueda tener se debería solucionar de otra forma y no así de forma salvaje”, finalizó.