La vuelta del público a las canchas de la Liga Cordobesa después de la cuarentena y las restricciones por la pandemia de Covid-19 era una buena noticia. Pero, junto con el regreso de los hinchas, también volvió la violencia. Por eso, el Cosedepro emitió una resolución al respecto: por tiempo indeterminado, los partidos se jugarán sólo con público local.

//Mirá También: Qué se dijo en la mediación en el conflicto entre Liga Cordobesa y Talleres

En la reunión estuvieron presentes el presidente del Cosedepro, Marcelo Frossasco, acompañado de Gonzalo Moreno, del Ministerio Público Fiscal; Pablo Mazzieri, de la Agencia Córdoba Deportes; Adrián Flores, de la Federación Cordobesa de Fútbol más funcionarios municipales y de la Policía de la Provincia.

Dicha resolución tiene su fundamento en los hechos de violencia ocurridos en las fechas jugadas desde el regreso a la competencia luego del parate por la pandemia, que ponen en serio riesgo la integridad física de los protagonistas y los espectadores de los encuentros deportivos.

//Mirá También: Liga Cordobesa: Argentino Peñarol no suelta la punta

A esta medida del Cosedepro se suma la suspensión de los estadios de Avellaneda y de Unión San Vicente hasta que el Tribunal de Disciplina se expida por los incidentes entre ambas parcialidades el pasado sábado. También se resolvió que dichos clubes no puedan llevar hinchas ni de local ni de visitante.