Diego Forlán concluyó su ciclo como director técnico de Atenas de Uruguay, pero al parecer no en los mejores términos. Es que el exdelantero y goleador brindó detalles de su salida del club y se la agarró con la dirigencia que encabeza Juan Pablo Fassi, hijo del presidente de Talleres, Andrés Fassi.

//Mirá también: Talleres ya tiene fecha y hora confirmadas para Copa Argentina

“Los Fassi me sugerían a quién poner y sacar del equipo. En una de las reuniones que tuvimos menos mal que andaba con tapabocas porque se me desfiguró la cara de la calentura”, confesó Diego Forlán, en declaraciones a Tirando Paredes, un programa radial uruguayo.

Es que la salida del DT fue algo complicada. Al parecer, a “Cachavacha” le pidieron la renuncia a través de una reunión vía Zoom, algo que el técnico no consideró un despido formal por lo que se presentó a entrenar. Finalmente, el sábado pasado se confirmó el “fin de ciclo”.

“Lo que le dije a Juan Pablo es ‘ustedes me vinieron a buscar como entrenador y yo al equipo lo manejo como quiero’. Pero me contestó que me iban a seguir sugiriendo por más que yo dijera blanco y ellos negro”, reveló Forlán sobre una charla que mantuvo con Juan Pablo Fassi.

Fue justamente con el propio Fassi con quien dialogó luego de la derrota ante Rampla Junior por la primera fecha de la segunda ronda del campeonato de Segunda División uruguaya.

“Me dijo: ‘Este equipo no nos representa. Jugamos contra un cuadro que no tiene cancha para entrenar y no cobra’. Ahí mi error fue hablar con él en caliente, no tendría que haberlo hecho”, detalló Forlán.

//Mirá también: Andrés Fassi pidió que intervenga el Gobierno y la Liga Cordobesa lo comparó con la dictadura

Y agregó: “En esa charla, Juan Pablo me comentó: ‘Jugamos al pelotazo. Nos tendrías que haber escuchado que tenemos más de 40 años de fútbol…’ Y ahí exploté. Le dije clarito: ‘tenés dos opciones: aguantarme o echarme, porque esto no lo voy a permitir más’”.

Y argumentó: “Mi salida de Atenas no tiene que ver con lo deportivo y tampoco se dio de la mejor manera. Si fuera por eso, habría pasado al terminar la primera rueda porque había tiempo para que asuma un nuevo técnico, tal como hizo Danubio con Fossati”.