Almafuerte se ha convertido en la tercera ciudad de la provincia de Córdoba en aplicar la llamada ficha limpia, instrumento legal que impedirá a personas con antecedentes penales ser candidatas u ocupar cargos públicos en la administración municipal.

Esta prohibición quedó formalizada en una flamante ordenanza municipal que ha sido aprobada por el Concejo Deliberante de Almafuerte, en una votación que no fue unánime, de todas maneras, publica este viernes el portal Córdoba Interior Informa.

La nueva norma establece la prohibición de que personas con antecedentes penales puedan ser candidatos para ocupar cargos electivos o desempeñarse como funcionarios del Departamento Ejecutivo municipal, indicaron desde el cuerpo legislativo municipal.

De esta manera, Almafuerte se suma la lista que previamente tenía a las ciudades de Pilar como la pionera en la materia y a Villa de Soto, que siguió sus pasos, recientemente.