Los Denver Nuggets de Facundo Campazzo no levantan vuelo y en la noche del miércoles sufrieron una dura derrota en su visita Phoenix Suns por 123 a 98 en el segundo partido de semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA. De esta forma, el equipo donde milita el cordobés está 0-2 abajo y necesita urgente una victoria en la serie que se juega al mejor de siete partidos.

//Mirá también: Cordobés en NBA: una jugada de Facundo Campazzo, elegida como la mejor de la temporada

Una vez más Campazzo arrancó en el quinteto inicial, pero en esta oportunidad terminó redondeando una pálida actuación en el Talking Stick Resort Arena, de Phoenix. El base cordobés permaneció 29′03′' en cancha y totalizó 3 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y un robo.

Pero tal como supo sucederle en la serie anterior de cuartos de final ante Portland Trail Blazers, a Campazzo (había anotado 14 tantos en el primer juego frente a los Suns) le volvió a tocar la marca del base estrella de su rival, en aquella ocasión Damian Lillard, que en el quinto juego de esos play offs anotó 55 puntos y entregó 10 asistencias, y anoche el turno fue para el experimentado Chris Paul.

Y Campazzo volvió a “padecer”, ya que el base de los Suns, de 36 años, no solamente marcó 17 tantos, sino que además cedió 15 asistencias, más del doble que el resto de sus compañeros.

Pero además los Suns tuvieron otros dos jugadores con doble-doble, como su máximo anotador, Devin Booker, que registró 18 puntos y 10 rebotes, y Deandre Ayton (15-10).

//Mirá también: Facundo Campazzo y la explicación de la victoria en playoffs de NBA: “Fuimos más agresivos”

Sin respuestas y sometidos al versátil juego colectivo e individual de su rival, los de Denver solamente encontraron resistencia, como es habitual, en el serbio Nikola Jokic, goleador del partido con 24 puntos.

El pivote de los Nuggets, que sumó otro doble-doble al tomar también 13 rebotes, fue elegido esta semana como el Jugador más Importante (MVP) de la temporada regular, en la que jugó los 72 partidos que disputó su equipo.

Ahora los Nuggets deberán tratar de emparejar las acciones cuando el próximo viernes enfrente, desde las 23, a los Suns ya como locales en el estadio Ball Arena, de Denver.