La “vacunación” de la empresa de energía de Córdoba, Epec no tiene VIPs y ha comenzado a aplicar una nueva dosis a los castigados usuarios cordobeses, sin excepción ni privilegios, con la emisión de las facturas que traen el 10,7 por ciento de aumento, lo que siembra preocupación para lo que vendrá recordando que hubo boletas con hasta 800 por ciento de aumentos en el invierno pasado.

De esta manera, por estos días, los sufridos bolsillos cordobeses reciben otro shock con estos aumentos que fueron aprobados en enero por el Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep).

Así las cosas, desde la empresa estatal, han dicho que este nuevo tarifazo comenzó a “inocular” a los clientes residencial, con los consumos medidos desde el 15 de enero.

Tampoco están a salvo los clientes de las cooperativas eléctricas de la provincia, ya que se hizo oficial el llamado a una audiencia pública entre Epec y las federaciones que agrupan a las cooperativas eléctricas de la provincia (Face y Fecescor), para trasladar nuevos aumentos a sus usuarios.