El Arzobispado de Córdoba confirmó la expulsión de la Iglesia de Julio César Aguirre, sacerdote de Jesús María, acusado de abuso sexual a menores. Aguirre había apelado la medida, pero fue rechazada y la dimisió es definitiva, según aseguraron.

//Mirá también: Abuso sexual: fiscal de San Francisco asegura un aumento en las denuncias durante la pandemia

El acusado fue cura párroco por 29 años en Jesús María, y tras la decisión perderá todos los derechos y obligaciones inherentes al orden sacerdotal. Aunque en el comunicado publicado por la Agencia Informativa Católica Argentina (Aica) no se especifican los motivos de la dimisión, se conoció que el entonces sacerdote había sido denunciado por una mujer por un hecho de cuando era menor de edad.

El portal Noticias Jesús María asegura que altas fuentes confirmaron que la determinación del Vaticano se debe a la denuncia de abuso sexual en su contra. “Es por eso que se inició una investigación mediante la cual se constató la veracidad de la denuncia y se emitió una resolución por parte de los tribunales eclesiásticos”.

//Mirá también: Villa María: condenaron a los abusadores que fueron descubiertos gracias a un pediatra

En los últimos días, la Congregación para la Doctrina de la Fe notificó a monseñor Carlos José Ñáñez que fue rechazada la apelación presentada por Aguirre, y que la dimisión del estado clerical es “definitiva”.