El Día del Padre en Córdoba tuvo algunos festejos especiales y muy diferentes a los del 2020. Es que este año el Gobierno provincial pidió expresamente a los ciudadanos que eviten las reuniones familiares debido al aumento de contagios de coronavirus. Como consecuencia las familias se volcaron a los bares y restaurantes que desde este sábado quedaron habilitados para recibir comensales en su interior.

//Mirá también: Día del Padre en Córdoba: las ventas en comercios cayeron casi un 30 por ciento

La restricción para la realización de reuniones familiares o sociales estará vigente hasta el próximo 2 de julio. Esto fue informado por el ministro de Gobierno, Facundo Torres Lima el jueves pasado junto con otra serie de restricciones y habilitaciones. Por eso los festejos del Día del Padre quedaron en medio de estas nuevas medidas.

Pero entre esas habilitaciones, desde este sábado los bares y restaurantes pueden abrir sus puertas hasta las 19 y con aforo del 30% en el interior de los locales, con alcance a los shoppings y paseos comerciales.

Una fuente del gremio de los gastronómicos manifestó que en distintas zonas de la ciudad de Córdoba se pudo notar una “significativa concurrencia”, aunque “limitada en la capacidad de atención para cumplir con el aforo” dispuesto por el Gobierno provincial.

La nueva disposición habilita al sector gastronómico a tener un máximo de cuatro personas por mesa, por lo tanto las familias que superaron ese número tuvieron que ocupar dos mesas o más.

//Mirá también: En fotos: el Centro de Córdoba, con gran movimiento en la víspera del Día del Padre

Por otra parte, las familias que conforman una sola burbuja y que conviven en el mismo domicilio, en su mayoría optaron por quedarse a festejar en sus viviendas, indicó la fuente sindical.

Mientras tanto, desde el municipio capitalino afirmaron que este domingo se intensificaron los controles para verificar el cumplimiento de las normas sanitarias y de los protocolos en el sector gastronómico.