Un chofer de Uber fue detenido y la Municipalidad de Córdoba le secuestró el vehículo ya que el servicio de traslado de personas que brinda la aplicación todavía no fue autorizada para funcionar en la ciudad.

El hecho se produjo el pasado miércoles cuando el conductor de un Volkswagen rojo fue detenido en un control. Allí se constató que el sujeto era chofer de dicha empresa.

“Estamos trabajando en operativos de transporte no autorizados, llámense como se llamen las empresas. Se aplica la ordenanza 13.014, que es el Código de Convivencia de la ciudad y de esta forma se evita que crezca esta forma no autorizada de trabajar”, declaró René Canepari, subdirector de Control de Movilidad de la Municipalidad, a La Voz.

“Son controles aleatorios y los inspectores están organizados para ir a distintos lugares de la ciudad. Ayer a la tarde encontramos un móvil de la empresa mencionada y se tomaron las acciones que se toman con cualquier vehículo”, indicó el funcionario.

“El procedimiento es el mismo que cualquier otro que opera en la ilegalidad. Se labra un acta y se remueve el vehículo. Cuando el pasajero es interrogado, manifiesta que contrató el servicio a través de Uber”, agregó en declaraciones a de Radio Mitre Córdoba.

Desde comienzo de año, la Municipalidad ya labró 72 actuaciones y fueron removidos el mismo número de vehículos. Pero el caso del Volkswagen rojo que fue advertido ayer es el primero que trabaja a través de la aplicación Uber.

Pero además del labrado del acta y la elevación rutinaria al Tribunal de Faltas, también se remitió la actuación a la Cámara Contencioso Administrativa de 2° Nominación. Se trata del fuero judicial que en diciembre pasado hizo lugar a una apelación de la Municipalidad de Córdoba en contra de Uber Medics y Uber Essential.