Fue un extraño y violento episodio el que vivieron en la vereda de una comisaría de Córdoba, donde un hombre se provocó serias heridas con un vidrio, tras haber discutido con un uniformado, en un hecho ocurrido en la mañana de este martes.

Las motivaciones de su reacción son desconocidas pero se pudo saber que el protagonista de la historia se había presentado en la Comisaría 12 en barrio Residencial San Carlos, donde funciona la Unidad Judicial 7, a la que concurrió a pedir datos de una orden de exclusión del hogar y al ver que no se los podían dar procedió con violencia.

En tal sentido, voceros policiales contaron que el hombre de 29 años salió a la calle, tomó un vidrio roto y comenzó a cortarse en distintas partes del cuerpo y hasta dijo a los policías que se había tragado un fragmento por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital Misericordia.

“Acudimos para atender a un individuo de 29 años con traumatismos en el rostro. Se había autoinfringido lesiones con un vidrio. En el examen clínico tenía simplemente escoriaciones”, detalló el médico del 107, Oscar Flores Vac, a Cadena 3.