Precedida de algunas voces en contrario, llega este martes la sesión que tiene como orden del día la declaración como Profesores Eméritos a de José Palazzo y Edmundo Barbará, docentes jubilados en la facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba.

Ambos ex profesores están señalados por distintos organismos de Derechos Humanos, como Abuelas de Plaza de Mayo, por haber sido funcionarios públicos durante la Dictadura Militar de 1976 a 1983.

En tal sentido, Palazzo fue jefe de Personal de la Epec durante esos años; mientras que Barberá fue funcionario de la Municipalidad de Córdoba por entonces.

El proyecto de homenajearlos será analizado hoy a las 17, por el Consejo Superior de la UNC, aun cuando una figura como Taty Almeida y la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba, han expresado su repudio a una eventual distinción.