Enzo es un niño de 8 años de Villa María que sueña con ser futbolista. Durante tres años jugó para el club Santo hasta que un día los profesores le dijeron que “no tenía el nivel” para seguir compitiendo. Su mamá lo contó en redes y el apoyo fue tal que otros equipos lo invitaron a sumarse.

Estos botincitos son de mi hijo de ocho años y se regalan, porque son de un nene al que le han roto las ilusiones y el corazón. Un nene que debe cambiarse de club porque no lo dejaban seguir participando de los partidos”, contó Patricia Minué, mamá del pequeño, en redes sociales.

Contó que a su hijo le impidieron competir en su club porque "no estaba al nivel" y otros clubes de Córdoba la contactaron para sumarlo. Foto: Facebook

En el video, la mujer explicó que Enzo jugaba al baby fútbol en El Santo pero del club le comunicaron que ya no puede jugar los partidos. “Puede ir a entrenar pero no puede jugar porque lo deberían de pasar de categoría pero ‘no tiene la capacidad que el club necesita’”, dijo la mamá haciendo referencia a lo que le habían dicho desde la institución.

Cuando Patricia le contó a Enzo que ya no podía jugar “los partidos del domingo”, el niño no entendía qué había pasado. “Nadie tiene por qué robarle las ilusiones. Nadie le puede decir a mi hijo si tiene o no el nivel. Estamos hablando de un club de baby fútbol de enseñanza, donde la prioridad debería ser enseñar y jugar, no competir”, sentenció la mujer.

El apoyo de las redes

La publicación generó miles de comentarios en las redes sociales, la mayoría, de padres y madres contando situaciones similares. Ante tal repercusión, diferentes clubes del interior de Córdoba invitaron a Enzo a que se sumara a sus equipos.

Incluso, el futbolista villamariense Franco Jara, actual delantero de Futbol Club Dallas, se contactó con Patricia, le bridó todo su apoyo al pequeño e incluso hizo una emotiva publicación en sus redes al respecto.

El futbolista profesional se mostró conmovido con el caso. Foto: Captura de pantalla