Un hecho dramático tiene en vilo a la comunidad de barrio Ferrer, en Córdoba, donde un niño de tan sólo 8 meses sufrió una herida grave en su cabeza y está internado en el Hospital de Niños, donde tuvieron que operarlo.

Todo habría comenzado esta mañana, cuando el bebé fue ingresado al dispensario municipal de barrio Ferrer y mientras era derivado al hospital, la Policía detuvo a un muchacho de 18 años quien estaría vinculado a la causa, en la que la fiscalía investiga al entorno más estrecho del pequeño, dijeron voceros policiales.

Del contexto de tan lamentable episodio ha surgido este mediodía la versión de que el bebé habría sido atacado por su hermano con un tenedor, que se clavó en su hueso parietal derecho y fue por este motivo que necesitaron realizarle una intervención quirúrgica de emergencia.

Sobre el tema, la jefa médica Marina Vizzini comentó que los familiares “dijeron que estaba durmiendo, que hubo un intercambio de palabras y que voló un tenedor. Yo soy perito judicial, y considero que ese tenedor no voló”, aseguró en diálogo con Suquía.