Finalmente, cinco militantes del gremio de recolectores de Córdoba, Surrbac, alcanzaron un acuerdo con el camarógrafo Mariano Simes y lo indemnizarán por haberlo agredido en 2019, a la vez que iniciarán un tratamiento de “control de ira” por disposición judicial.

Los cinco son afiliados del Sindicato Unico de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac) y habían atacado a golpes a Simes, en 2019, cuando este realizaba imágenes con su cámara de El Doce en un allanamiento realizado en la vivienda del jefe sindical Pascual Catrambone, quien está procesado por la Justicia de Córdoba.

Sobre la resolución del conflicto, Graciela Taranto, abogada de los militantes comentó “hemos decidido hacer un acuerdo con la víctima y ese acuerdo consiste en buscar la mejor solución para todas las partes del conflicto”, contó a Radio Universidad

El acuerdo fue aprobado por la Cámara sexta del Crimen y establece una reparación económica para Simes, mientras que sus agresores se sometieron a un tratamiento psicológico para el “control de impulsos y control de ira”.

“Ninguno de los seres humanos que convivimos en esta ciudad estamos exentos de vivir estos momentos impulsivos que nos cuesta bastante controlarlos. Le queremos pedir disculpa a toda la sociedad por el impacto negativo que tuvieron estos hechos. Así me lo pidieron mis clientes en representación de ellos”, concluyó.