La reincorporación de 60 empleados contratados a la administración pública provincial de Córdoba divide aguas entre el Sindicato de Empleados Públicos, SEP y la Unión de Trabajadores de la Salud, UTS, que reclama que esa fue una conquista lograda por la lucha que ellos encabezaron.

Se trata de personal que se desempeñaba bajo contrato, en las áreas de Salud y del Escalafón General, de acuerdo a lo informado por el SEP, que anunció la reincorporación de “60 contratos que habían sido dados de baja” por el Gobierno provincial, el 31 de marzo.

Sobre el tema el jefe del sindicato, José Pihen, expresó que la reincorporación fue resultado “de las denuncias y de la movilización. Fuimos al Ministerio de Salud dos o tres veces, fuimos tres veces a la Secretaría General de la Gobernación y el resultado es ese”, señaló Pihen.

Por contrapartida, desde la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) dijeron en alusión al SEP que “obviamente que ni ellos se creen artífices de las reincorporación. Nosotros movilizamos, hacemos los paros y ellos se adjudican la reincorporación de los trabajadores”, apuntaron.