Belgrano la pasó mal con Flandria, y encontró el gol para asegurar el triunfo otra vez desde el banco. Lo ganaba por Pablo Vegetti y lo definió, cuando el limitado rival lo apretaba contra el arco, con el ingresado Gabriel Compagnucci.

“Cuando ví que Uli (Sanchez) rompía por dentro se la pedí y tuve que definir rápido. Sentí una gran emoción, ya había convertido goles, pero ahora venía atravesando cosas, tocado fisicamente, y mi intención es ayudar al grupo”, relató Compagnucchi.

“La virtud del equipo es no bajar los brazos. Creer en los compañeros, en el cuerpo técnico. Sabemos que los rivales vienen con la idea de que Belgrano es el rival a vencer, y tienen sus herramientas también. Flandria juega bien, lo teníamos visto y quedó demostrado”, agregó el lateral volante Celeste.

Y resaltó: “Lo más importante era ganar. Vinimos golpeados de Jujuy y el grupo trabajo mucho para sobreponerse. Por eso valoramos que, aunque no se jugó del todo bien, pudimos quedarnos con los tres puntos y sacar ventaja en la tabla”.

Por último, se refirió a la Copa Argentina, y al cruce con Platense el miércoles en La Rioja. “El objetivo es la Primera Nacional pero la Copa es un lindo desafío. Y ahora pensamos en lo que puede pasar el miércoles”, señaló.