Un indignante hecho ocurrió en la ciudad de Villa María después de que un conductor chocara a una mujer y su hijo y huyera del lugar. Si bien quien manejaba la pick up no se frenó para asistir a los de la motocicleta, ya estaría identificado.

Todo ocurrió el pasado martes, en barrio San Justo cuando Macarena Bar (24) y su hijo G. G. (8) circulaban en moto y fueron embestidos por el conductor de una camioneta. Tras el hecho, la mujer quedó internada en Hospital Pasteur donde corre riesgo de que le amputen una de sus extremidades inferiores.

Esther Tarifa, madre de la damnificada, habló con Puntal y dijo que el conductor de la camioneta escapó, dejando “tirados” y “abandonados” a los ocupantes del rodado menor. “El hombre bajó el vidrio, vio cómo estaban, y se dio a la fuga. La camioneta perdió el paragolpes con la patente”, detalló la mujer.

Macarena Bar fue diagnosticada con fractura expuesta de tibia y peroné. “Existe un 30 por ciento de que le salven la pierna”, dijo Tarifa. Mientras que, el menor sufrió escoriaciones en diferentes partes del cuerpo y se fracturó la muñeca izquierda.

Ante esta situación, piden que testigos se presenten a la Justicia para declarar. “Necesitamos que nos ayuden. Este sin vergüenza no puede haber dejado tirados a una madre y a un niño. Tendría que haberse parado y auxiliarlos”, afirmó la madre de la damnificada.

Desde la Policía de Córdoba señalaron que quien manejaba la camioneta -marca Toyota Hilux- era un hombre de 59 años.