El vuelco de un camión ganadero causó la muerte de algunos animales que eran trasladados, y que fueron faenados para los vecinos, pero también se investiga el presunto robo de cabezas ya que los números no cierran, en un episodio ocurrido en Bell Ville.

//Mirá también: Se llevaba una vaca en el auto.

Todo comenzó en la Ruta 3, con el vuelco del transporte que llevaba 65 cabezas de ganado en pie, de las cuales 10 resultaron muertas y fueron faenadas por orden del fiscal de Bell Ville, Nicolás Gambini, con el objetivo de que unos vecinos puedan aprovechar esa carne.

Pero luego, al sacar cuentas se habrían dado con que faltan cabezas y se sospecha que esos animales ya fueron faenados de manera ilegal y puestos a la venta en carnicerías de la zona.

En tal sentido, el conductor del camión contó a la Policía que recuperó a varias vacas vivas pero otras quedaron en proximidades del lugar del vuelco.