En otra noche de festejos en Alberdi, Belgrano derrotó a Almagro 2 a 1 y se escapa en la punta de la Primera Nacional, con los goles de Bruno Zapelli y Pablo Vegetti. Y el Gigante, de nuevo colmado, fue una celebración del amor Pirata.

Es que una pareja, en pleno Minuto 68 y los fuegos artificiales que se acostumbran a lanzar en ese tramo de cada partido de local, vivió un momento único: él le pidió matrimonio, y lo sellaron con un beso. Con el “no se compara” sonando de fondo.

Todos en la tribuna Celeste quisieron felicitar a la feliz pareja y hasta le preguntaron a Fede, el novio, si hay despedida de soltero. “Vamos a ver si me dejan”, contestó con una sonrisa que reflejaba su felicidad. Por el nuevo estado y por la victoria.