“En los 90 minutos lo ganamos bien. Tenemos esa tranquilidad porque el equipo muestra constancia, insistencia. Y el rival no nos aguantó el ritmo, la intensidad alta. Al principio y con energía sacaron una diferencia y nos pudieron frenar el ritmo, pero los desgastamos”.

Así analizó Guillermo Farré la victoria de Belgrano 2 a 1 sobre Almagro, para seguir en la punta y con más ventaja, nueve sobre el escolta San Martín de Tucumán, y estirar a once el invicto en Alberdi: diez ganado y un empate.

“Insistimos siempre, si no sale en el minuto uno, tiene que salir en el minuto 90. Nadie nos regala nada y debemos dar el 120 por ciento, porque los rivales se exprimen física y mentalmente”, argumentó el entrenador Celeste.

Sobre el contragolpe que agarró mal parado a Belgrano y terminó en el gol de Almagro, admitió: “Esa jugada no nos puede pasar. Hubo desconcentración, ellos aplicaron un juego directo, con mucho campo para correr. Fue una jugada desafortunada”.

Refuerzos

“Al Gurí (Diego García) le dije que entrara tranquilo, como volante por izquierda y que fuera punzante. Se hizo cargo de las pelotas paradas porque es de los que patean, por experiencia y viveza sabe cuáles con los momentos. Llegó hace poco y debe adoptar la idea que trabajamos hace un año, por eso no fue titular”.

Además del Gurí García, el Guille Farré reconoció que siguen buscando un marcador de punta derecho, un volante interno más o un volante de características más ofensivas. “Tenemos una prórroga con el libro de pases y también habrá que ver qué jugadores quedan libres”, apuntó.