Mientras Ezequiel (17), el adolescente que cayó al túnel de Plaza España, se recupera, la Justicia de Córdoba identificó a otros cinco agresores. Serían parte de la patota que lo corrió hasta el trágico final en calle Larrañaga y bulevar Chacabuco.

Si bien aún no se hicieron públicas las identidades y edades de los últimos identificados, fueron imputados por lesiones leves. Con este avance en la causa, ya son siete las personas imputadas, pero solo una está detenida.

Según informó El Doce, el fiscal José Bringas explicó que se encuentran analizando tres momentos del episodio. Lo primero que buscan esclarecer es la pelea que se desató a la salida del boliche ubicado sobre Larrañaga.

La segunda secuencia que investigan es la discusión violenta que se habría dado cerca del lugar, donde inició el problema. Por último, chequean el momento en que el grupo de Ezequiel huyó de esa barra que los agredía.