Tras el sonado caso de un falso médico que prestó servicios en el control de la pandemia en Córdoba, apareció ahora una historia similar en Alta Gracia, con la detención de una mujer que está acusada de ejercicio ilegal de la medicina.

Su historia fue puesta de relieve en los últimos días y derivó en su detención en la tarde de este domingo, al cabo de una serie de allanamientos ordenados por la fiscalía II de la ciudad del Tajamar, en el Valle de Paravachasca.

Las investigaciones comenzaron tras una denuncia realizada por el Colegio Médico de la Provincia, que descubrió que la mujer presentaba sus papeles con el número de matrícula de un profesional ya retirado de la actividad, según contaron voceros del caso a Resumen de la Región.

Así las cosas, la detenida está imputada por los presuntos delitos de ejercicio ilegal de la medicina y falsedad documental, en tres hechos.

De acuerdo a lo investigado, la detenida se desempeñaba como auxiliar de enfermería en una residencia geriátrica de Alta Gracia y también se valió de la matrícula de un médico retirado para firmar recetas y fichas médicas en Pediatría.

Al verse comprometida, la falsa doctora aseguró que se había recibido en la Universidad Nacional de Córdoba y que trabajaba en el Hospital de Urgencias de Córdoba, pero su coartada duró poco y fue descubierta por una médica de esta ciudad, que inició sus propias averiguaciones para descubrir la mentira.