En la zona rural de Tio Pujio buscaban a primeras horas de este lunes a un muchacho que fue arrastrado por el río, cuando compartía una tarde de campo con otros amigos, todos de la localidad cercana de James Craik, este domingo.

Se trata de un joven de 20 años, que fue arrastrado por la corriente, según contaron los amigos que fueron quienes pidieron ayuda desesperada, al ver que se lo llevaban las aguas.

En el lugar trabajan 30 efectivos de la unidad de Bomberos Voluntarios de Villa María, según indicó el jefe de ese cuartel, Gustavo Nicola.

En declaraciones a Radio Villa María, el bombero también recordó las necesarias precauciones que se deben tomar a la hora de acercarse a los cursos de agua, en esta temporada de crecientes.