Jorge Castillo, el Rey de La Salada, anunció que pretende abrir una sucursal en algún lugar de la autopista Córdoba Rosario, y no tardaron en encenderse los reclamos de entidades comerciales cordobesas, que se oponen de antemano.

//Mirá también: Denuncian una “mini Salada” en barrio Yofre

Uno de los primeros en tomar la voz fue Ezequiel Cerezo, titular de la Federación Comercial de Córdoba, quien ha dicho que este emprendimiento es “competencia desleal”, al tiempo que declaró que “la mercadería que se comercializa es de dudosa procedencia, se instalan en espacios abiertos y esa informalidad también trae perjuicios a toda la sociedad”, dijo a Cadena 3.

Seguidamente, opinó: “No son micro emprendedores ni son autoempleos. Son formatos donde hay una empresa por detrás que administra estos espacios y que son los que ganan cuantiosas sumas”, denunció.

También habló sobre el tema, José Viale, de la Cámara de Comercio de Córdoba, que comentó que “acompañamos cualquier tipo de emprendimiento, pero que respete la legislación vigente respecto de la producción de bienes, mano de obra y trazabilidad de la mercadería y sobre todo que respete la lealtad comercial”, enfatizó.