A 22 años de la muerte de Rodrigo Bueno: de Julio Sosa a El Noba, las tragedias que hicieron llorar al país

Rodrigo Bueno.
Rodrigo Bueno. Foto: CLARIN

El cantante cordobés integra la lista de grandes figuras de la música popular fallecidos en accidentes.

A lo largo de las décadas, las tragedias viales han sido una constante para los argentinos, en una lamentable realidad que nos puso entre los países más peligrosos para salir a la ruta, donde se han perdido innumerables vidas y sueños.

En la dolorosa e irresoluta sucesión de muertes se cuentan anónimos y famosos, sobre todo en el ámbito de la música popular, que tiene una lista de tragedias que van desde aquel ídolo del tango como Julio Sosa hasta la reciente pérdida de El Noba.

Son muchos los cantantes y músicos que han perdido la vida sobre el asfalto y en el cuarteto no sólo se recuerda el trágico final de Rodrigo Bueno, en junio de 2000, sino que también se lloró al cantante Pablo Ravasollo, que falleció yendo hacia Santa Rosa de Calamuchita para una presentación con Trula-lá, el 25 de febrero de 2006.

A continuación, otras tragedias que marcaron a la música popular argentina.

Julio Sosa, el varón del tango

Uruguayo de nacimiento, Julio Sosa fue una de las voces emblemáticas del tango post Gardel y sus grabaciones son parte del patrimonio cultural argentino, sonando aún hoy en radios y canales y sobre todo en reuniones familiares.

Murió al chocar su auto el 25 de noviembre de 1964 contra un divisor de tránsito de hormigón, en la esquina de la avenida Figueroa Alcorta y Mariscal Castilla, de Buenos Aires.

Jacinto Piedra, un renovador del folclore

En el mejor momento de una carrera que no tenía límites, la tragedia se cobró la vida de Jacinto Piedra, uno de los renovadores de la música nativa, en su recordada sociedad creativa con Peteco Carabajal.

La muerte le llegó en su provincia natal, en un accidente ocurrido el 25 de octubre de 1991, en cercanías de la ciudad de La Banda, Santiago del Estero.

Gilda, inmortal

Tanto se ha dicho y se ha escrito de Gilda, la docente que se volvió leyenda de la cumbia bonaerense y también un ser de culto, sobre todo entre los más humildes.

A ella también la tragedia vial la arrebató en su total plenitud, con un terrible choque en la provincia de Entre Ríos, el 9 de septiembre de 1996.

Pappo

Tal vez el mejor guitarrista eléctrico de la historia musical argentina, Pappo nunca ocultó su pasión por los fierros y hasta tuvo un aviso, con un fuerte accidente en la vieja Ruta 9, en el sur de Córdoba, en 1992.

Siempre fan de la moto, Norberto Pappo Napolitano falleció tras caerse de su Harley y ser golpeado por un auto, en la Ruta 5 de la provincia de Buenos Aires, el 25 de febrero de 2005.

Tamara Castro

Después de remarla bien desde abajo, Tamara Castro comenzó a poner su nombre en los principales festivales del folclore y su ascenso ya comenzaba a ser realidad, cuando la sorprendió la muerte.

Fue el 8 de diciembre de 2006 cuando la camioneta en la que viajaba junto con su marido y tres músicos chocó contra otro vehículo, en cercanía de Humberto Primo, provincian de Santa Fe.

Adrián Otero, el blusero

Otro de los grandes protagonistas del rock y el blues argentino dejó su vida en un accidente, con una ruta de Córdoba como escenario.

Reconocido artista ya alejado de Memphis, Adrián Otero falleció al chocar con su auto en zona de Ballesteros, provincia de Córdoba, el 12 de junio de 2012.

El Noba

Con apenas 25 años y los primeros sueños cumplidos en la música, El Noba perdió la vida tras accidentarse con la moto, cuando realizaba una peligrosa maniobra.

Tras una prolongada agonía, este juvenil cantante perdió la vida el pasado 3 de junio.