Sin dudas, cuando el "cuerpo llama" porque necesita ir al baño no hay excusa que ningún ser viviente pueda argumentar para tratar de oponerse a ese requerimiento de la naturaleza.

Si bien hay una diferencia entre los seres humanos y los animales respecto de esta decisión, a veces a los primeros les brota su instinto primario y la urgencia y les pinta hacerlo como los segundos y las fronteras no son tan tajantes.

¿Pero puede suceder al revés, un animalito con urgencias entra en el primer baño que se le cruza en su camino, y más siendo salvaje?

Este hilarante presentación está vinculada con un insólito episodio ocurrido en Córdoba, en la localidad del Salsacate, al norte de nuestro territorio.

Es que nada menos que en el baño de la Municipalidad local se metió un pecarí de collar salvaje, vaya a saber uno por qué.

El pecarí de collar es un animal salvaje que se metió en el baño de la Municipalidad de Salsacate.

Lo cierto es que el hecho ocurrió este miércoles, pasadas las 13, cuando en la sede de la comuna local todavía había actividad.

De acuerdo con lo informado a Vía Córdoba por la Policía, se solicitó la colaboración de bomberos para tratar de atraparlo.

Es que no se trataba de un animal precisamente dócil, pues pesaba cerca de 25 kilos y estaba bastante enojado. Finalmente, lograron reducirlo.

El pecarí de collar es un animal salvaje que se metió en el baño de la Municipalidad de Salsacate.

Luego, tras consultar a las autoridades de Ambiente de la zona, se decidió liberarlo en el paraje Sampansoto, de ese departamento.