De acuerdo con lo informado de manera exclusiva este jueves por la mañana en Mitre 810, estaría acordado entre las autoridades de Seguridad de la Provincia y de la Nación, un cambio en los controles que lleva adelante la Gendarmería en Córdoba, tanto en vehículos particulares como en el transporte urbano.

Según aseguraron desde ese medio, se llevarían a cabo una serie de cambios para flexibilizarlos y que la presencia de los gendarmes no sea "intimidante", adjetivo que muchos sectores políticos y sociales utilizaron para calificar a la requisa que se llevó a cabo en colectivo y cuyo video se viralizó en redes sociales.

Al parecer, se buscaría la intervención de la Fuerza nacional sólo en aquellos casos donde se detecte un delito o exista la presunción de ello.

Además, también se cambiaría al forma en que los gendarmes realizan los controles, evitando el uso de cascos y armas largas mientras se llevan a cabo.