Dios creó solo al hombre y a la mujer, no hay grises, tiró Samuel Jofré en la inauguración de un espacio para víctimas de violencia. Duras críticas.


Momentos tensos se vivieron en Villa María durante la firma de convenio entre las organizaciones Vínculos en Red y Casa Esperanza, un espacio para trans y víctimas de violencia de género en condiciones humildes.

El obispo de Villa María, Samuel Jofré Giraudo, fue uno de los asistentes al evento y dijo frases que hirieron a la mayoría de los presentes. “Dios creó solo al hombre y a la mujer, no hay grises”, y “El pecado es más grave que el SIDA” fueron algunos de los comentarios de Jofré, delante de personas en situación de vulnerabilidad que justamente recibirán contención en Casa Esperanza, de acuerdo con la prensa local. 

Estaban presentes autoridades municipales y sociales y, pese a ello, nadie cuestionó al obispo, consignó El Diario del Centro del País.

Duras declaraciones del Obispo.

La referente de la diversidad sexual y de la ATTTA en esa ciudad, Fanny Bustos, lo abordó en privado para cuestionarle sus afirmaciones, y pedirle que se rectificara.

“No voy a decir nada. Usted para mí es un hombre vestido de mujer igual que sus compañeros. Es más, se lo digo en la cara”, le respondió el obispo, según relató Bustos en Villa María Ya.

“Quise preguntarle a solas para no ponerlo en una situación incómoda, pero me lo dijo en la cara. Me respondió que me veía como hombre. Debería tener en cuenta su investidura y ser muy prudente en lo que dice. Sus palabras son peligrosas porque generan discriminación y más dolor en nosotras”, explicó luego Bustos.

En el Obispado prefirieron no referirse a lo ocurrido. 




Comentarios