Una escena insólita fue la que se vivió en horas de la tarde en la facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba cuando desde el Decanato pidieron evacuar el edificio por una supuesta amenaza.

Esta situación generó forcejeos y discusiones entre algunos estudiantes y agentes de la Policía de Córdoba. Incluso alumnos, docentes y personal que trabaja en el lugar quedaron encerrados contra su voluntad.

Es en este sentido que desde la agrupación Franja Morada, que conduce el centro de estudiantes de Derecho, salieron a repudiar los hechos y criticaron al Decano, Guillermo Barrera Buteler.

"Estamos viviendo un momento histórico entre todos los claustros y entre todos los tintes políticos, en defensa de la educación pública, del salario docente y no docente justo y de un presupuesto para el 2019 acorde a los reclamos y derechos que se merecen nuestras universidades nacionales", comienza el comunicado difundido en redes sociales.

Era en horas de la tarde de este jueves que se iba a llevar a cabo una Asamblea de estudiantes donde se decidirían los pasos a seguir en el marco del Paro Nacional. "Sin embargo, la actual gestión de la Facultad encabezada por Barrera Buteler como Decano, suspendió la actividad administrativa y académica desde las 16 hs sin razones contundentes y que dejan entrever -sin dudar- la clara intención de evitar que la Asamblea se realice", se quejaron.

Fue luego de ese mensaje que vino la parte más dura del comunicado: "Es por esto que repudiamos enérgicamente tal decisión, que exigimos a las autoridades que reanuden el dictado de clases y a su vez permita que el espacio público de la Facultad sea de libre acceso para que los/as estudiantes podamos colectivamente debatir sobre la realidad que preocupa a todo el país. Asimismo repudiamos también la intervención de la Policía de la Provincia reprimiendo el ingreso a la Facultad de estudiantes de manera violenta".

Y finalizó: "Este Centro de Estudiantes reafirma una vez más su lucha constante por garantizar la educación pública, gratuita, inclusiva y de calidad, acompañando codo a codo la lucha docente y no docente por un salario digno y para que las Universidades sean una prioridad en la agenda de cualquier gobierno".