Llegó sin vida al hospital. En principio se sospechó que se atragantó con comida, pero surgieron otras hipótesis. Aguardan la autopsia. 


Una joven de 23 años murió en la noche de este lunes en el Hospital Sayago de Villa Carlos Paz, y la Justicia convocó a policías de Antinarcotráfico mientras aguarda la autopsia para corroborar la causa.

El episodio está cubierto de situaciones extrañas: la joven (identificada como Melisa Farías) llegó prácticamente sin signos vitales al nosocomio, y desde la Policía se informó que se había “asfixiado con un cuerpo extraño”.

Sin embargo, con el correr de las horas la situación cambió. La mujer fue llevada por su madre y su padrastro, pero el hombre al parecer se retiró del hospital inmediatamente después de dejarla.

“Tenía una obstrucción. La paciente perdió la vida por un paro cardiorrespiratorio”, indicó a El Show de la Mañana la subdirectora del Sayago, Ana Fioranelli.

Según los presentes, la madre de la chica se retiró del hospital en cuanto le dijeron que había muerto.

El caso quedó en la Fiscalía de Gustavo Marchetti y fue calificada como “muerte de etiología dudosa”.

¿Droga? Se pudo saber que la Fiscalía convocó a la Policía Judicial y a Antinarcotráfico para investigar lo ocurrido.

La propia subdirectora del Hospital dijo al programa Despabilados de FM Itinerario que “la joven tendría un fuerte cuadro de sobredosis de alguna droga”. El portal El Diario de Carlos Paz, a su vez, sostuvo que “le habrían extraído de las vías respiratorias un mazacote compuesto por lo que sería marihuana y cocaína“.

Trascendió que la Justicia habría demorado al padrastro de la joven, mientras avanza la investigación. No hay información oficial por el momento. 






Comentarios