El detenido fue llevado a declarar ante el fiscal Rubén Caro, quien además ordenó allanamientos para dar con el último prófugo, Ariel Murúa. 


Ariel Gramajo (foto), capturado la semana pasada y sindicado como uno de los integrantes de la banda del golpe comando fatal en Nueva Córdoba, negó este miércoles ante el fiscal Rubén Caro los hechos que se le adjudican.

El acusado fue llevado desde Bouwer a Tribunales 2, donde el fiscal Caro le tomó declaración, aunque Gramajo se abstuvo de declarar.

Su abogado, Nicolás Díaz, confirmó su negativa a aceptar los hechos: “Conforme nos habilita la ley, mi cliente se abstendrá de declarar y negará los hechos“, sostuvo en Mitre Córdoba.

Paralelamente, en busca del último prófugo de la banda, Ariel Murúa, el fiscal Caro ordenó allanamientos en la casa y el despacho de la hermana del acusado, quien trabaja como empleada judicial en una Fiscalía del interior




Comentarios