El cordobés Javier Pastore aprovechó el receso por las fiestas para volver a su natal San Roque, entrenar en las sierras del Valle de Punilla con la ilusión de tener continuidad en el PSG de Francia y así tener chances de integrar la selección argentina en el Mundial de Rusia 2018.

Sobre su futuro cercano y los rumores de que dejaría el club de la capital francesa, el volante desmintió esa versión y aseguró: "Mi situación con el club es que tengo un año y medio de contrato, y estoy muy tranquilo y contento".

"Pensé para esta mitad de año en jugar en el club lo mejor posible y en ayudar cada vez que me toque. En los últimos partidos jugué muchos minutos, así que estoy contento", dijo el ex jugador de Talleres y Huracán en diálogo con Mundo D.

Pastore admitió además que su agente tuvo contactos con el Inter de Italia, pero no se llegó a ningún acuerdo.

En lo que fue su año futbolístico, remarcó: "Lo más importante es que no me lesioné ni tuve problemas físicos. Eso es lo que estaba buscando. Venía de un año de lesiones y de problemas que me impedían jugar. Hoy tengo la suerte de estar bien".

"Este año se hace de todo para llegar al Mundial lo mejor posible, después la decisión la va a tener el cuerpo técnico de la selección", sostuvo.

Y agregó: "Uno siempre quiere hacer lo máximo para tratar de estar en la mente del DT cuando llegue la hora. Si no estoy, sé que no me voy a poder recriminar nada; hice todo lo posible para estar en esta competición, que es la más linda del fútbol".

Mirá también: Los detalles de la vuelta de los visitantes al fútbol argentino

Mirá también: Clásico de verano: Belgrano-Talleres con horario confirmado