10 años y 8 meses de prisión a un policía que mató a un automovilista



Es­teban Goico (39) fue sentenciado por el "homicidio por dolo eventual" de un hombre en Alta Córdoba, en febrero de 2013. 

La Justicia provincial sentenció este 13 de noviembre a 10 años y 8 meses de prisión a un policía por matar por la espalda, durante un control, a un automovilista en febrero de 2013 en Alta Córdoba. 

Esteban Goico (39) recibió esa pena por el  “homicidio por dolo eventual”, de Luciano Chávez (29), conductor de un Volkswagen Vento con vidrios polarizados que trató de escapar del control ubicado a pocas cuadras de la plaza principal del barrio.

Mirá también: Dictan sentencia a un policía por matar a un hombre en Alta Córdoba

La fiscal de la Cámara Primera del Crimen, Dolores Romero Díaz, había solicitado una condena de 11 años y medio, pero se mostró conforme con el fallo. “Nos parece una sentencia justa y adecuada, toda vez que se trata de una persona que no tenía antecedentes”, opinó en Radio Universidad.

Agregó que, si bien se trató de un homicidio agravado por la condición de funcionario policial de Goico, no sabría aseverar si califica como un caso de “gatillo fácil”, dado que éstos tienen una serie de características particulares.

Mirá también: Los 19 policías imputados por el doble crimen de Callao y Arijón quedaron en disponibilidad

Control y crimen. En febrero de 2013, Goico y otra policía intentaron controlar el vehículo. En eso, el acompañante abrió la puerta y salió corriendo, en tanto que el conductor aceleró. 

Goico disparó su arma reglamentaria; la bala atravesó el vidrio, el asiento y se incrustó en el tórax de Chávez, quien murió poco después en el hospital.

Mirá también: Son 11 los vecinos asesinados en asaltos este año en Córdoba

En su defensa adujo que fue un disparo accidental porque trastabilló cuando el conductor del Vento aceleró para escapar.

La fiscal no le creyó, y alegó que el policía debió representarse que al disparar podía ocasionar la muerte del conductor.

El imputado seguirá en libertad hasta tanto la condena quede firme