Los 19 policías imputados por el doble crimen de Callao y Arijón quedaron en disponibilidad



La mayoría había dejado de cumplir tareas en la calle tras la muerte de David Campos y Emanuel Medina.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe pasó a disponibilidad a los 19 policías imputados por el doble homicidio que siguió a una presunta persecución en Callao y Arijón.

Los agentes están bajo la mira de la Justicia desde el último 23 de junio, cuando David Campos y Emanuel Medina fueron acribillados a bordo de un automóvil que chocó en la zona sur y quedó rodeado de vehículos oficiales. Si bien los uniformados habían alegado que hubo un enfrentamiento armado previo con las víctimas, el relato fue desmentido por dos las propias acusadas en el marco de la causa a cargo del fiscal Adrián Spelta.

La decisión avanza un paso más en la misma dirección de la pesquisa respecto de la hipótesis de un caso de gatillo fácil, el cual ya tiene a dos agentes imputados como autores de los homicidios y al resto por encubrimiento agravado en el procedimiento posterior. De hecho, todos los sospechosos habían sido reasignados a tareas administrativas una vez que la investigación empezó a progresar.