El viceintendente de la Ciudad, Daniel Passerini, se refirió a la intención formal de Euclides Bugliotti, propietario del Orfeo Superdomo de Córdoba de demoler el edificio, para destinar el terreno a otro emprendimiento.

"Nadie quiere un futuro de Córdoba sin el Orfeo. Por eso, entendemos que es válida la discusión y hay dos puntos en los cuales no va a haber dudas: no a la demolición y no a la expropiación", enfatizó Passerini.

​Aclaró que en el Consejo Deliberante trabajan sobre el tema con ocho proyectos, entre ellos uno que estipula la creación de una Comisión Mixta temporal para discutir el futuro del Orfeo.

En la que participarán concejales del bloque oficialista, de la oposición, del Departamento Ejecutivo, y de todas las partes involucradas en el destino del estadio cubierto.

"La idea es crear una Comisión por ordenanza para que se aboque a la discusión en un tiempo limitado de este tema y genere alternativas, escuchando a los sectores de la sociedad que se han manifestado, escuchando también al propietario y ver de qué manera se puede llegar a una solución que no sea irreversible, como lo sería la demolición", se explayó Passerini.

"Somos respetuosos de la propiedad privada, pero obviamente en un momento tan difícil, con una pandemia que está generando un desastre económico, esta decisión que nadie hubiera imaginado siete meses atrás, nos toma a todos de manera inesperada y queremos ayudar a que se tome una decisión mejor, que no sea la demolición", añadió.

"El Orfeo, más allá de que es una propiedad privada, es un ícono de Córdoba y esto genera una gran discusión. Ninguno de los proyectos avala la demolición. El dueño sostiene que es inviable pero soy de los que cree que esto no va a durar para siempre", resaltó el viceintendente.

Y completó: "En ese lugar no hay marco para un emprendimiento inmobiliario, los vecinos mismos del lugar ya han manifestado que en su momento padecieron muchas consecuencias de las construcciones que fueron siendo remediadas. Hoy, los mismos vecinos han manifestado, a través del centro vecinal, que quieren que el Orfeo siga".