Finalmente elevaron a juicio la causa por supuesta comisión de los delitos de tenencia, divulgación y distribución a través de las redes sociales de fotografías y videos con contenido sexual de niños y niñas.

También se lo acusa de abuso sexual calificado y promoción a la corrupción de menores calificada. Lo ordenó la Fiscalía de Instrucción de Alta Gracia, a cargo de Diego Fernández.

El hombre ya tenía prisión preventiva y está alojado en el Establecimiento Penitenciario de la localidad de Bouwer. Ahora, están a la espera del inicio de las audiencias, según confirmaron este jueves desde el Ministerio Público Fiscal (MPF).

La alerta la generó el NCMEC (National Center for Missing and Exploited Children –con sus siglas en inglés) que denunció la posible tenencia y distribución de material pornográfico en la ciudad de Alta Gracia.

Gracias a esa advertencia, se ordenó el allanamiento y registro de la morada, donde se secuestró un teléfono celular, computadora, pen drive y se procedió a la detención del sospechoso.

Finalmente, se determinó que los dispositivos digitales tenían imágenes en fotografías y videos con contenido sexual explícito de niños y niña. Las mismas eran difundidas por grupos de chats y redes sociales mediante programas de intercambio de archivos.

Además se determinó que el imputado mantuvo contacto sexual personal y directo con un niño de siete años de edad, hijo de una familia allegada. Por eso, se amplió la imputación y consecuente requerimiento acusatorio por los delitos de abuso sexual calificado y promoción a la corrupción de menores calificada.