"Deberá hacerse cargo de sus actos", dijo el jefe comunal sobre el muchacho.


El hijo del intendente de Anisacate participaba de una amena reunión social, entre tragos, risas y gestos amables que no están permitidos en estos tiempos y cayó en un operativo desplegado para poner fin a esa sana diversión, en Alta Gracia.

La situación tuvo lugar en un domicilio donde habrían estado festejando un cumpleaños, este domingo cuando acudieron al lugar efectivos de la Policía de Córdoba, junto con funcionarios de Seguridad Ciudadana de Alta Gracia.

Sobre el tema, Ramón Salazar, intendente de Anisacate comentó que “yo me entero a las 2.30 de la madrugada del día domingo, por un llamado de él, en el que me dice que había participado de un cumpleaños de un amigo con otras personas más”, contó en declaraciones a Cadena 3.

“Como cualquier chico más, siendo o no hijo del intendente, tiene que cargar con la situación y hacerse responsable de su proceder. Es lo que corresponde”, comentó el jefe comunal y agregó que “tomó una mala decisión. Todos los días digo lo mismo, pero algunas veces los chicos no escuchan”, expresó.




Comentarios