Originó múltiples polémicas, fue blanco de todas las críticas y cobró notoriedad internacional por el llamado Caso Solange, cuando impidieron a Pablo Musse ingresar a la provincia a ver a su hija, que murió en Alta Gracia.

Todo eso rodea al puesto de control sanitario de Huinca Renancó sobre Ruta 35, que dejó de funcionar como tal en la noche del miércoles, y desde hoy sólo es un control caminero.

Tras dos meses de una historia tristemente célebre por las demoras y las complicaiones que causó a viajeros y transportistas que ingresaban a Córdoba por la Ruta Nacional 35 en el cruce con la Ruta Provincial 26, desde este jueves solamente quedó alló la Policía Caminera y ya no se harán controles sanitarios.

De acuerdo a lo informado por IR Noticias Centro, a las 20 de este miércoles fue cerrada la casilla en la que trabajaba una empresa de emergencias que estaba a cargo del operativo.

Por allí debía ingresar a Córdoba el padre de Solange, quien ahora lleva adelante una demanda contra el Gobierno provincial, por haberle impedido ingresar a Córdoba, a ver su hija que murió a causa de un cáncer, en la ciudad de Alta Gracia.