El espacio funciona los días lunes y miércoles de 8 a 17 horas; y martes, jueves y viernes de 8 a 14 horas.


En el contexto de pandemia y luego de sufrir refacciones por tres meses, reabrió el centro comunitario de salud mental de Villa el Libertador. El lugar retomó sus actividades contemplando las normas de bioseguridad por el Covid-19.

El centro puso en valor la infraestructura: se construyó una rampa para la accesibilidad de personas con deficiencia motriz, así como la habilitación para realizar el triage o clasificación adaptada a la situación sanitaria por Covid.

También, se hicieron refacciones generales de pintura e iluminación, se re-funcionalizaron espacios para emprendimientos de economía social y se mejoró el patio para las actividades que se realizan en el centro.

María Pía Guidetti, a cargo de la Secretaría de Salud Mental, expresó al respecto: “Estoy convencida de que este es el camino para la construcción de una salud mental que escuche y dé respuesta a las múltiples necesidades de la comunidad”.

Ese centro es parte de una red de dispositivos provinciales que funcionan para el abordaje de distintas problemáticas de salud locales junto a la comunidad. Trabajan de manera articulada entre ellos, así como con otras organizaciones de la sociedad civil.




Comentarios