El juzgado de Ricardo Bustos Fierro hizo lugar al amparo. Pablo Musse tenía previsto llegar a Alta Gracia cerca de la medianoche.


El juez federal de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, le otorgó el permiso a Pablo Musse para que pueda despedir los restos de Solange, quien falleció este viernes víctima de cáncer.

Bustos Fierro ordenó que se notificara a la Jefatura de la Policía de la Provincia de Córdoba y al COE las autorizaciones concedidas, para que en los controles, no vuelva a encontrarse con los impedimentos que lo privaron de ver a su hija con vida por última vez.

En comunicación con El Doce, Pablo Musse señaló que llegaría a Alta Gracia cerca de la una de la madrugada, desde Neuquén.

El decreto judicial señala que se extiende a los familiares autorización judicial para que “se trasladen por rutas provinciales y/o nacionales desde la localidad de Plotter, Neuquén, por las provincias de Río Negro, La Pampa y Córdoba, hasta la localidad de Alta Gracia, provincia de Córdoba y/o donde se desarrolle el sepelio”.

En la tarde de ayer jueves, el magistrado hizo lugar al amparo presentado por el padre de Solange, una tía y el hermano de la joven, para poder ingresar a la provincia.

Días atrás el COE le había negado el ingreso a la provincia a Musse luego de que un test le diera positivo en un control en Huinca Renancó.

Solange tenía 36 años y desde hacía tiempo luchaba contra la enfermedad. De Neuquén se trasladó a Alta Gracia, junto a su madre, para realizar un tratamiento alternativo. Y falleció en el Sanatorio Allende, donde había sido internada tras una descompensación. 




Comentarios