La provincia pasó de tener 326 a 882, con la incorporación de nuevos respiradores.


Una de las grandes razones para establecer la cuarentena era la de poder preparar el sistema sanitario para poder atender la mayor cantidad de casos de coronavirus en simultaneo. Desde el Gobierno de Córdoba aprovecharon este tiempo para prácticamente triplicar la cantidad de camas críticas para atender esta situación.

Esta información la dieron a conocer este jueves por la mañana el gobernador Juan Schiaretti y el ministro de Salud provincial, Diego Cardozo, en una conferencia de prensa llevada a cabo en la Sala de Situación del Centro Cívico. 

“De tener antes de la pandemia 326 camas críticas pasamos a 882. Hemos prácticamente triplicado la cantidad de camas con respiradores para atender los casos críticos”, indicó Schiaretti.

Por su parte, Cardozo agregó: “Pero también se invirtió en las bases y los cimientos para que esos respiradores puedan funcionar. Los tanques de oxígeno, por ejemplo en el San Roque tuvimos que duplicar la cantidad para que se pueda atender a 200 personas. También agregamos monitores, bombas de infusión, desfibriladores y mobiliario como las camas”.

Estos anuncios se dieron en el marco de la incorporación de 72 nuevos respiradores artificiales, mientras esperan la llegada de otros 25 aparatos más. 

A su vez, Cardozo valoró que “tambien articulamos la vigilancia epidemiológica. El 75 por ciento de los casos se detectan en el periodo presintomático o asintomático. Detectamos los casos porque los salimos a buscar“.

Durante todo su discurso, Cardozo también remarcó que si bien hay 363 localidades sin casos activos, “ninguna localidad está exenta de tener la patología”.


En esta nota:

Coronavirus Córdoba


Comentarios