En un contexto insual por la pandemia de coronavirus, el Día del Amigo se vive en forma diferente en Córdoba, pero con celebración.

Los bares y restaurantes, epicentros de las reuniones de hasta seis personas por mesa, incrementaron su actividad anoche sábado y este domingo.

Hubo y habrá estrictos controles de parte del COE y la Municipalidad de Córdoba, con hincapié en que se respeten los horarios establecidos y la cantidad de clientes, para cumplir con el distanciamiento social.

En la noche del sábado se clausuró un bar en la zona de barrio Güemes por permitir bailar, y otros lugares incumplieron en horarios y capacidad.

Las autoridades sanitarias y de gobierno insisten en la responsabilidad social para cumplir con las medidas dispuestas y evitar riesgos.

Reservas. Una de las disposiciones para celebrar en los bares, además de las medidas de rigor como el uso de barbijo.